Creando una imagen exitosa

Estoy segura de que te ha pasado que llegas al cargo que quieres o consigues el trabajo de tus sueños y no te sientes cómodo con tu antiguo estilo, o te ha pasado que llegas a un momento de tu vida en el que sabes que para conseguir tus metas debes hacer ciertas modificaciones a tu armario. ¿Te suena?

 

En un mundo en el que estamos en constantes cambios y en el que la información es cada vez más rápida, debemos tener en cuenta que, queramos o no, estamos expuestos a las opiniones de los demás y a ser catalogados o calificados por cómo nos vemos. Ahora no solamente debemos pensar en nuestro vestuario, cabello y en el caso de las mujeres, el maquillaje, sino que debemos pensar también en nuestras redes sociales y en lo que publicamos día a día.

 

Hace unos días leí un artículo sobre marca personal y hubo una frase que me pareció muy interesante para analizar, “Nos estamos vendiendo todo el tiempo. Nosotros somos el primer “producto” que vendemos y por esto, pensar en cómo nos vemos de acuerdo con lo que hacemos es primordial”. Después de leer esta frase, me vinieron muchas cosas a la cabeza, y siendo consultora de imagen, entendiendo además la importancia de la construcción de una identidad que sea respaldada con cómo nos vemos, pude profundizar más en una de las premisas de la profesión que nos dice que de la primera impresión, el 55% de lo que perciben los demás sobre nosotros es nuestra apariencia.

 

Teniendo en cuenta esto, y sabiendo que somos nuestro “producto”, es vital revisar todo lo que nos rodea y tener claro que lo que tiene que ver con esta creación debe ser cuidadosamente elegido y pensado. Es aquí cuando hablamos de recrear una imagen que represente tu esencia y que vaya de la mano también de tus metas, quiere decir, construir una imagen que sea coherente contigo y con el momento que estás viviendo. Por esto, en este artículo queremos mencionarte 6 aspectos que debes tener en cuenta para crear esa imagen exitosa que quieres proyectar.

 

Mis redes

 

 

Ya no puedes pensar que tus redes son personales y que como lo son, puedes publicar todo tipo de contenido sin tener cuidado con las fotos, comentarios o imágenes que subes. Hoy en día lo primero que hacen cientos de empresas al recibir tu hoja de vida es buscarte en redes sociales y a partir de eso, analizan conductas, grupo social en el que te mueves, creencias, y pueden ver hasta tus inclinaciones políticas, religiosas y sexuales. Aunque bien es cierto que tus redes son personales y no laborales en su mayoría, piensa que todo lo que está en Internet es público.

 

Tu estilo. Tú esencia

 

Es la primera parte y la más importante en la construcción de una imagen exitosa, ya que cuando hablamos de estilo, hacemos énfasis en la forma en la que exteriorizamos nuestra personalidad, nuestra esencia y le decimos al mundo quiénes somos. Por esto es de suma importancia tener claro qué te gusta y cómo te sientes cómodo, esto es indispensable en la búsqueda de esta imagen que te representará sin que tengas que hablar. Recuerda que no debes disfrazarte, las prendas deben anticipar quién eres y lo que piensas.

 

Prendas y accesorios según tus formas

 

 

Luego de saber quién eres y de tener clara tu personalidad, debes empezar a conocer muy bien tu cuerpo. Conocer tus medidas, sean las que sean, saber cuáles prendas te van mejor y con cuáles te sientes seguro hacen parte de este paso a paso. Cuando conoces tu tipo de cuerpo y lo vistes de acuerdo con sus formas, tendrás la garantía siempre de verte bien. Lo mismo pasa con el corte de cabello adecuado y con los accesorios que vayan de acuerdo con la forma de tu rostro. Lejos de pensar en lo que está de moda o en tendencia, fíjate primero en tus formas y póntelo que a ti te siente de maravilla.

 

Color: Lo que proyectas.

 

 

Otro punto muy importante dentro de la creación de una imagen exitosa es pensar en los colores que mejor te van. Piensa cuáles son los colores que te hacen lucir radiante y con lo que te sientes feliz y poderoso. La colorimetría dice que, según tus características de color únicas, teniendo en cuenta la tonalidad de tu piel, ojos y cabello, hay ciertos colores que te sientan muy bien y otros que deberías evitar, sin embargo, si no tienes muy claro por ahora cuál es tu colorimetría, juega con la psicología del color y ponte los colores que harán que tu interlocutor te perciba como quieres.

 

Détox de armario

 

 

¡A organizar! Este paso puede ser tan divertido o tan agotador como quieras. Muchas veces parecemos fotografías porque terminamos poniéndonos siempre lo mismo. ¿te pasa? A mi me pasaba todo el tiempo. Cuando no haces un détox de armario por lo menos cada 6 u 8 meses empiezas a acumular prendas que jamás van a volver a ver la luz, pero que visualmente hacen estorbo y desorden, por eso terminas siempre agarrando la misma blusa o el mismo pantalón. Para hacerlo debes disponer de tiempo, estar dispuesto a salir de prendas que pueden tener una historia pero que ya no te sirven, y organizar de una manera en la que la practicidad y el orden sean los protagonistas. Cuando finalmente tengas tu armario organizado será más fácil hacer combinaciones exitosas y adaptar las prendas que tienes a tus metas.

 

Proyección de tu Imagen

 

 

Para finalizar piensa en cómo quieres verte, en qué momento de tu vida estás y a dónde quieres llegar. ¿Cómo se viste ese hombre o esa mujer que ha cumplido sus metas y que trabaja en el lugar de sus sueños? Recuerda vestirte no para el trabajo que tienes sino para el que quieres.

 

Sé que este artículo va a ayudarte a trabajar punto por punto para crear esa imagen que vaya acorde a tus logros personales y profesionales; pero recuerda que siempre, la construcción de una imagen exitosa, profesional y feliz va de la mano de la autenticidad y de recrear tu personalidad a través de tus prendas.

 

Eres tú; tu personalidad y tu esencia la que va a dejar su huella en el mundo.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Reporte de Tendencias Colombiamoda 2019

July 31, 2019

1/8
Please reload

Entradas recientes