Etiqueta en la mesa. ¿Es importante?

March 26, 2019

¿Cuántas operaciones comerciales se cierran actualmente en un restaurante? ¿Cuántas personas deciden hacer invitaciones a cenar, almorzar, a tomar café o el té para hablar de alguna idea de negocio? Bueno, en la actualidad más del 75% de estos cierres se dan alrededor de una mesa, por esto es básico que conozcas algunas Tips para desenvolverte bien en este espacio.

 

A muchas personas, cuando les hablan de etiqueta, sienten como si hicieran un viaje en el tiempo y regresaran al renacimiento, en un gran salón con una peluca blanca, vestidos pomposos y rostros empolvados o piensan también, que son prácticas que no aporta nada en la actualidad, pero no han visto que el comportamiento, la cortesía y el relacionamiento son partes fundamentales de la imagen y que depende del impacto que cause esta, tendremos las puertas abiertas o las cerraremos para siempre.

 

Para empezar, es importante que sepas que la etiqueta no es una construcción de normas estáticas en el tiempo y el espacio, rígidas, solemnes y anticuadas que te dicen qué hacer, cómo mirar, cómo respirar o qué decir paso a paso. Lejos de eso, la etiqueta es un conjunto de sugerencias de comportamiento, que, gracias a estudios, han determinado cómo relacionarnos de una manera acertada y exitosa sin hacer mucho esfuerzo. Además, esta también va cambiando en la medida en la que el mundo se mueve y tiene en cuenta las diferentes culturas del mundo y las tradiciones de cada país.

 

Para ponerlo en otros términos, esta herramienta es parte de una estrategia que nos permitirá llegar fácilmente a nuestras metas ya que, de un buen relacionamiento parte cualquier cierre exitoso, pues sabemos que las personas interactúan fácilmente con quienes se sienten cómodos y esto finalmente es la etiqueta: Hacer sentir cómodo al otro.

 

Teniendo esto claro, queremos dejarte 5 temas importantes y estratégicos que te ayudarán a relacionarte de una manera adecuada y exitosa a la hora de hacer negocios en la mesa:

 

Fecha, hora y lugar

 

Si eres el anfitrión debes planear muy bien toda la logística del restaurante al que llevarás a tu invitado. Hacer reservación, pedir la mesa estratégicamente, decirle oportunamente la fecha y hora, si hay estacionamiento, en dónde es, etc. Todas estas cosas deben estar perfectamente planeadas para que no haya problemas en el momento de la reunión. Cabe resaltar también que debes confirmar por lo menos un día antes.

 

Con respecto al lugar, es muy importante conocer el restaurante y, sobre todo, conocer la carta y los precios; si el invitado te pide una sugerencia tu podrás responderle con destreza. No vayas solamente porque te lo recomendaron.

 

Si eres el invitado, confirma a tiempo la reunión, ten presente cuánto vas a demorarte en el desplazamiento hasta el restaurante, se previsivo y has la investigación completa del lugar al que debes llegar a tiempo.

 

La carta

Si eres el anfitrión, debes conocer muy bien la carta para saber qué vas a pedir y qué sugerencias puedes hacerle a tu invitado. Procura averiguar, previamente, si tiene alguna restricción en su alimentación para elegir el lugar o para hacerle las especificaciones respectivas al mesero.

 

Si eres el invitado, ten en cuenta lo que pida tu anfitrión y mira en la carta qué se te antoja sin que incurras en extravagancias. Se respetuoso con él y con su bolsillo.

Si no conoces el restaurante o los platos, pregúntale a tu anfitrión o al mesero que te sugieren teniendo en cuenta tus gustos. Como sugerencia, pide un plato que no sea difícil de comer y que no sea muy grande, ya que eso te puede generar incomodidad a la hora de comer y hablar. Piensa que lo de menos en una negociación debe ser la comida.

 

Servilleta

La servilleta juega un papel muy importante durante la dinámica en la mesa. Piensa siempre que esta debe ayudarte y que no debes maltratarla.

 

Si la servilleta es de tela, debes tomarla y dejarla en tus piernas para que no caiga nada a tu regazo y para limpiarte los labios siempre antes de tomar líquido. Una vez que hayas terminado de comer, vas a tomarla y sin doblarla, la dejarás sobre la mesa al lado derecho de tu puesto. Pero si la servilleta es de papel, que sería un restaurante un poco más informal, debes tener el mismo cuidado. Procura no hacer bolitas, no limpiarte bruscamente los labios o pedir muchas servilletas para limpiar los cubiertos, recuerda que no debes maltratarla.

 

Cubiertos

Usar los cubiertos puede parecer una dinámica orgánica a la que jamás le prestamos mucha atención, pero que traduce los buenos modales que tenemos, sobre todo, a la hora que cerrar negocios.

Para esto es importante que sepas que depende del número de cubiertos que tengas en tu mesa, sabrás cuántos platos vas a comer y también si vas a comer carne roja, blanca, o pescado.

 

Aunque cada uno de esos cubiertos sirve para un alimento diferente, es preciso que los tomes correctamente entendiendo que jamás debes agarrarlo de la parte que toque los alimentos, siempre el rango será de la mitad del cubierto para arriba. Vas a llevar a la boca la cantidad de alimento que puedas masticar y pasar rápidamente ya que, si estás en medio de una reunión, seguramente van a hacerte preguntas que no podrás responder si duras masticando 5 minutos cada bocado.

 

Bebida

No pidas bebidas alcohólicas a menos que el anfitrión te lo sugiera y que haya pedido una copa. Si es así la regla será “solo una” pues de lo contrario podrías llegar a perder no solo el negocio sino también tu reputación.

 

Celular

Esta es una de las partes más importantes de la cortesía en la mesa. Actualmente no podemos perder nuestro celular de vista, y evidentemente es muy importante siempre estar listos para contestar a nuestros clientes, sin embargo, por un lado el celular puede llegar a ser el aparato más contaminado que llevemos con nosotros y claramente jamás debe tocar la mesa, y por otro lado, si estás en una reunión de trabajo o a la espera del cierre de un negocio, es de esperarse que tengas los 5 sentidos puestos en esa reunión y que el celular no aparezca en ningún momento en la cena será sinónimo de respeto.

 

Si estás esperando una llamada urgente o si la llamada tiene que ver con la negociación actual, advierte a tu interlocutor que la recibirás y ten el celular a la mano, pero nunca sobre la mesa.

 

Hablar de negocios

¿Cuál es el momento ideal para hablar de negocios durante la cena? Bueno, en el mundo de los negocios generalmente el tiempo es corto y tenemos reunión tras reunión. Ten en cuenta el tiempo que programaste para esa comida. Si sabes que tienes tiempo, puedes hablar de temas que te ayuden a generar empatía y después del plato fuerte, durante el postre o el café, puedes empezar a hablar de negocios, e incluso sacar algún documento o presentación de apoyo; pero si cuentas con muy poco tiempo, debes esperar por lo menos hasta que hayan pedido la cena para que, mientras les traen la orden, puedan hablar del negocio.

 

Para terminar, recuerda siempre que los buenos modales, la cortesía y la etiqueta solo te dicen cómo relacionarte y hacer sentir cómodo a tu interlocutor. Siempre que vayas a una comida de negocios piensa en que todo lo que haces genera reacciones en el otro, es mejor procurar que todas estas reacciones y pensamientos sean agradables y que respalden tus capacidades y que nunca te resten.

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Reporte de Tendencias Colombiamoda 2019

July 31, 2019

1/8
Please reload

Entradas recientes

October 16, 2019

October 10, 2019