Piel cuidada: tu carta de presentación

March 21, 2020

En una cita romántica o en entrevista de trabajo… Tienes el potencial para conquistarlo todo.

Cuando pensamos en rutinas de belleza, imaginamos tratamientos prolongados, costosos y hasta aburridos. Por eso, nos alejamos de cualquier tipo de actividad en pro de nuestro cuidado. Independientemente de la edad o de la profesión, hay que tener en cuenta que es importante la imagen personal. De ella, dependen relaciones, trabajos, compromisos, etcétera. No es un tema para pensar a la ligera o, peor aún, dejar de lado. La imagen es un foco inevitable en la vida.

Cuidar nuestra piel es cuidar nuestro entorno. ¡Y es sencillo! Tres simples pasos nos ponen en un panorama ganador; limpiar, hidratar y proteger. Todos los días, tanto en la mañana como en la noche. Eso sí, cada década tiene sus puntos diferenciadores. No es lo mismo tratar un cutis a los 20 que uno a los 50. Las recomendaciones varían desde el tiempo que tomamos hasta los productos que utilizamos. Cuando pasan los años, cambian los cuidados.

A continuación, sea cual sea tu tipo de piel, te proponemos una lista de reglas indispensables para tener un rostro perfecto:

  1. Lavar suavemente con abundante agua y un limpiador facial sin alcohol. 

  2. Aplicar crema hidratante o humectante, según requieras.

  3. Finalizar con protector solar. Te aconsejamos repetir este paso, dos veces al día.

  4. Una vez por semana, puedes exfoliar tu piel para remover impurezas y células muertas. 

  5. La alimentación es primordial. Consumir frutas (pera, durazno, naranja), verduras (tomate, zanahoria, pimentón), y proteínas (salmón) serán de gran beneficio.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas